Estos son los productos light que hacen estragos en tu organismo

A pesar de estar conscientes de que existen algunos alimentos que no debemos ingerir, ya sea por el contenido de azúcar y grasa, los consumismos frecuentemente, sin importarnos las consecuencias que estos tengan en nuestro organismo.

Este tipo de comidas en muchos casos son las más tentativas, y se nos hace difícil resistirnos a ellas, tomando en cuenta que muchas veces son de un costo muy bajo.

Bebidas gaseosas

El refresco, según la especialista nutricional, María Elena Marqués Medina, afirma que una lata contiene alrededor de 35 gm de azúcar, (unas 7 cucharadas): “Los refrescos, pese a su nombre, no son las bebidas más indicadas para refrescarse, porque no aportan nutrientes de especial interés, pero si una gran cantidad de azúcar”.

Además, la OMS advierte que el azúcar no debe superar el 10% en los alimentos de nuestra dieta diaria, y recomienda reducirlo al 5%, debido a que una lata de este tipo de bebida supera la cantidad recomendada por esta organización.

Foto: La Vanguardia

Los productos light

Los productos que son “light” tampoco son tan positivo en su ingesta: “No contienen azúcar sino edulcorantes y no aportan energía. Sin embargo, su consumo no es recomendable ya que recientes investigaciones pautan que algunos edulcorantes pueden modificar la flora intestinal desplazando a bacterias beneficiosas y predisponiendo a patologías como la intolerancia a la glucosa o la obesidad”, afirma la nutricionista Medina.

Foto: La Vanguardia

Los dulces industriales

Estos suelen elaborarse con grasas poco saludables y grandes cantidades de azúcar y sal. Sin embargo, se sabeque estos son de un sabor agradable y de larga duración, teniendo consecuencias graves en nuestro cuerpo.

Según la nutricionista, Liliana Cabo García, afirma que estos dulces: “Son productos que en su composición predominan grasas poco saludables como la de palma, azúcares en cantidades elevadas y sal”.

Foto: La Vanguardia

Palomitas de maíz

Es típico que antes de ver una película en casa, introducimos en el microondas una bolsa de este tipo de productos. Aunque lo que se recomienda, es dejar de usar estos paquetes y optar por la opción de hacerlas en casa.

“Algunas de las específicas para microondas pueden contener diacetlo, una sustancia química empleada para aportar su sabor y aroma característicos” y “si están hechas en casa aportan hidratos de carbono, vitaminas del grupo B, proteína vegetal y fibra”, esto lo afirma el nutricionista y biólogo, Ramón de Cangas.

Foto: La Vanguardia

Comida rápida

A pesar de lo sabrosa y rápida que puede llegar a ser, puede producir graves estragos en nuestra salud.

“La comida rápida, en general, es rica en azúcares simples, harinas refinadas, salsas cargadas de sodio y grasas. Su consumo habitual dispara la ingesta calórica y puede favorecer el aumento de la grasa corporal”, indica el experto.

Además explicó que: “Incrementa el riesgo cardiovascular, el de padecer diabetes tipo dos, aumenta la tensión arterial o sufrir dislipemias (elevación del LDL-colesterol y de los triglicéridos)”, señala De Cangas.

Foto: La Vanguardia

Bebidas energéticas

Estas bebidas contienen altas cantidades de cafeína y azúcares que pueden provocar insomnio y nerviosismo.

“Destacan por su contenido en cafeína, compuesto al que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (Efsa) otorga beneficios en el rendimiento deportivo y en ciertos procesos cognitivos. Sin embargo, estas dosis beneficiosas para algunos, pueden producir efectos adversos tales como insomnio o nerviosismo en otros. Además contienen, en general, cantidades elevadas de azúcar”, indicó la nutricionista, Liliana Cabo García.

Foto: La Vanguardia

Pan blanco

Este tipo de pan son muy suaves y esponjoso, algo ideal para nuestros desayunos o en media mañana, pero los expertos aconsejan de igual manera limitar la ingesta de este tipo.

Según advierte la experta, Marques Medina: “Se elabora a partir de harinas refinadas de cereales (generalmente trigo), levadura, agua y sal. Estas harinas, al eliminarse la cáscara del cereal, aportan menos fibra, vitaminas y minerales, así que el producto final es menos interesante que el pan integral”.

Además, añadió De Cangas que: “Tiene un elevado índice glucémico que provoca una rápida subida de los niveles de glucosa en sangre, lo que no es conveniente desde el punto de vista cardiovascular y metabólico”.

Foto: La Vanguardia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s